Los errores más comunes al estudiar Inglés

Generate Instant Publicity! 24-7PressRelease.com

¿Por qué aprender Inglés puede parecer un proceso tan difícil para algunas personas?¿Por qué tantas personas se dan por vencidos a la mitad? No es tarea fácil estudiar Inglés, pero si se presta atención y no cometes los errores descriptos abajo, estoy seguro que va a evitar molestias innecesarias y aumentar sus posibilidades de éxito en el aprendizaje del idioma Inglés.

 

1.-Pensar que será rápido.

Tal vez engañado por publicidades que prometen fluidez en pocas semanas, muchas personas terminan cayendo en ese truco y creen que van a salir hablando con fluidez después de unas cuantas lecciones. La ilusión también está motivada por el entusiasmo inicial de necesitar hablar inglés con urgencia. La motivación puede ser un viaje al extranjero una entrevista de trabajo o exámenes importantes, pero es hora de darse cuenta que no es tan fácil, No hay una fórmula mágica que traerá el conocimiento a la puerta de su casa.

 

2.-No fijarse una meta

Los objetivos de los que estudian Inglés varían mucho. Algunas personas que prefieren basar sus conocimientos en la lectura para, por ejemplo, traducir documentos técnicos, pueden incluso prescindir de la fluidez. Otros necesitan un conocimiento más amplio porque están buscando una promoción en la empresa y tienen que hacer presentaciones, asistir a las reuniones y negociar en Inglés. Hay investigadores, por ejemplo, cuyo foco es la excelente redacción en Inglés para la publicación de artículos en revistas científicas internacionales, entre muchos otros ejemplos. Te habrás dado cuenta que no hay que colocar a todos los estudiantes en el mismo paquete de estudio. Traza un plan detallado para saber cuáles son tus necesidades y tu meta. El término de éxito varía de acuerdo al propósito de cada uno. Lo que para mí es una meta alcanzada, para otra persona puede ser solo la mitad del camino. Mi “Inglés fluido” puede no ser el mismo que el suyo.

 

3.-Establecer un tiempo para aprender el idioma.

 

No todo el mundo entiende en el mismo plazo de tiempo. Es evidente que los ritmos de aprendizaje son diferentes entre las diferentes personas. Sin embargo, hay personas que insisten en preguntar: ¿En cuánto tiempo se aprende Inglés? Si la gente tiene diferentes objetivos y diferentes ritmos de aprendizaje, no es fácil atreverse a responder a la pregunta anterior. Es importante, por lo tanto, tener un compromiso pleno sin imponerse metas de fantasía. Con el tiempo va a adquirir más confianza para saber que todavía hay mucho que aprender.

 

4.-Pensar que un día ya tendrá todo aprendido.

Cuando empecé a estudiar inglés a los 14 años, me imaginaba que después de un tiempo yo podía decirme a mi mismo con orgullo “yo hablo inglés”. En mi ingenuidad juvenil, creía que después de ese día nunca más tendría que estudiar. En el peor de los casos necesitaría abrir el diccionario, pero solo de vez en cuando. Con la madurez, me di cuenta que el aprendizaje de una lengua extranjera es un proceso que no tiene fin. Porque incluso las personas que han logrado un título, tendrán que hacer necesariamente un trabajo de mantenimiento para no olvidar lo que han aprendido. Por no hablar de que, por una razón u otra deberán definirse metas más audaces.

 

5.- No evaluar su perfil de estudiante.

Hay en los blogs un millón de preguntas del tipo ¿Es mejor estudiar en el instituto o con un tutor privado? Mi respuesta es siempre la siguiente “Depende”. Algunas personas son más productivas cuando trabajan en grupo. Puede ser el estímulo de sus colegas, el miedo a ser el peor de la clase, etc. Algunas personas no encuentran motivación si no es trabajando en conjunto.

Por otra parte hay personas que prefieren la flexibilidad ofrecida por un tutor particular. La flexibilidad puede ser por el tiempo (es más fácil pedir un cambio de fechas en la clase), por el método de enseñanza y por el material de la clase que puede ser totalmente personalizado para satisfacer las necesidades del alumno.

 No podemos olvidar por supuesto el grupo de autodidactas, especialmente estos días que hay disponibles tantos cursos de inglés por Internet muy buenos y accesibles para quienes prefieren esta alternativa. Una comparación que hago ante esta pregunta es por ejemplo compararlo con la actividad física. Todo el mundo sabe que hay que practicar actividad física ¿Verdad? ¿Qué es mejor: un gimnasio, un entrenador personal o correr solo por el parque? Por supuesto que hay opciones diferentes para cada persona, la analogía pude ser útil para saber si usted tiene más posibilidades de tener éxito estudiando en un instituto, con un tutor o por su cuenta.

6.- Pensar que con solo asistir a clases será suficiente, la carga horaria de un curso típico en un instituto y por muchos profesores es de 3horas semanales, generalmente en dos clases de 1h 30m. Por supuesto que hay muchos otros formatos de enseñanza pero la conclusión es igualmente válida, los resultados no llegan o cuesta mucho tiempo avanzar si no hay actividades extras a el trabajo en el aula..

 

7.- Culpar al método, (o al profesor, o a la lluvia, la luna, el viento…) No le gusta el método del Instituto? Cambie de institución. ¿No se adapta a su tutor particular? Reemplace el maestro, no tiene sentido buscar otras excusas. Tenga la valentía de admitir que podría no haber estado trabajando como debería o puede haberse establecido un objetivo muy ambicioso para su disponibilidad de tiempo, quizás hubo circunstancias especiales que causaron que usted tenga que reorganizar su horario, que ya no tenga tiempo para dedicarle, etce. Es decir, sea cual sea el problema deberá enfrentarlo con determinación.

8.- Darse por vencido cuando no hay signos aparentes de progreso. Las primeras semanas del curso de Inglés en general todos los alumnos están bien animados. La emoción de los primeros días, la voluntad de aprender rápidamente, todo lo favorece. Después de unas semanas el entusiasmo inicial se va perdiendo y uno comienza a preguntarse ¿Por qué es tan duro?¿Por qué se está tomando tiempo para aprender Inglés? Aquí es donde la mayoría se da por vencido diciendo cosas como El Inglés no es para mí, No me sirve de nada, no puedo aprender Inglés, etc. O Bien alguna otra excusa para culpar al método de enseñanza, tal como se describe en el punto 7.

Así que póngase en la cabeza, aprender es un proceso!! Aprender inglés no es como comprar pasteles en una feria, el aprendizaje de un idioma extranjero requiere tiempo, dedicación y mucho entusiasmo.

 

9.- Dar un paso más allá de lo que puede alcanzar. Si por el contrario la cosa no está rodando, lo mejor es no estresarse. ¿Quizás admitirse a sí mismo que no está 100% preparado para aprender Inglés y seguir insistiendo puede perjudicarle a futuro para aprender idiomas? Hacer una evaluación sincera y profunda de sus condiciones reales para estudiar inglés y todas sus implicaciones es decir, la inversión de tiempo, esfuerzo y dinero ¿No tiene otras prioridades en este momento?¿Una carga de trabajo extra y un estudio intenso este semestre? Está pasando por alguna otra dificultad que consume toda su energía? De todos modos si el momento no es el más adecuado, revise su horario. A veces es mejor guardar energía para otro momento, ya sabes el que mucho abarca poco aprieta. Haga una reflexión sincera y solo cuando llegue a la conclusión de que está dentro de sus posibilidades. Recuerde que el aprendizaje de inglés no es solo para aquellos que lo necesiten, es para cualquier persona que quiera, necesite y tenga las condiciones adecuadas. 

Fuente: Comunicados de Prensa



Ofrece tus servicios como acompañante o cualquier otra actividad sexual, seguro y rápido, Publique su anuncio

Comments are closed.